Nuestro Proyecto, es lo que nos hace diferentes

En este apartado quiero informarte de cual es el objetivo de dedicarnos con tanto amor a esta actividad sin descanso, sin vacaciones, disfrutando de nuestros pequeñitos, pero también sufriendo,
 no todo en el criadero es hermoso, de la misma manera que nacen otros mueren, y aunque llevamos mucho tiempo , no es fácil admitir que has hecho todo lo posible por salvarle la vida, siempre te queda la duda, de si hubieses podido hacer algo mas.

No solo es criar unos perros y ahí se terminó todo. No!!!!

Desde el momento que te planteas una crianza profesional, la dedicación es exclusiva, más de una vez, no podrás asistir a ese cumpleaños de tu prima, o a la cena de navidad en familia, o a la cita con el médico, etc...

Ellos, los perros , se convierten en lo más importante en tu vida, por eso no es sólo mi proyecto, es el proyecto en común de mi marido y mío, sin él , nada de lo que ves en esta Web sería posible.

 

Brevemente te voy a contar como empezó todo. Desde mis años de universidad me rondaba en la cabeza, que aparte de dedicarme a la salud de los animales, quería dedicarme a experimentar en el campo terapéutico con lo perros.

Mi primer experiencia fue con un niño autista y mi perrita Bambina, fallecida hace muchos años.

No os voy a contar con detalle cada situación, pero sí, el resultado, fue excelente, un gran paso adelante.

Así empezó todo, primero estudié la raza que iba a destinar , me convencí que eran los Caniches los perfectos candidatos, y con los años comencé a trabajar con los Bichones, y según iba pasando el tiempo, buscaba la raza que se adaptaba a distintas necesidades.

Como debían ser: de escasas dimensiones, poco peso, adaptables  a pequeños espacios, que requieran una actividad física moderada, manejables , fáciles de trasladar.

Lo esencial no era seleccionarlos por su belleza, el destino principal no eran las exposiciones; debía profundizar en el perfil sicológico y por supuesto en sus características genéticas y morfológicas. M e había propuesto conseguir un modelo de cría controlada y responsable, estudiando las cualidades y el perfil de cada una de las razas, para su aplicación al campo terapéutico.

Pero qué es lo que se puede conseguir en el campo terapéutico???

"Efectos Positivos"

Los efectos positivos de la compañía de un perrito se pueden resumir en tres puntos fundamentales: estímulo sicológico, estímulo lúdico y estímulo físico.

**Cuidar de un perrito mitiga el sentimiento de soledad, llena los espacios vacíos de la vida, sobre todo para las personas ancianas, que se abandonan con mayor facilidad.

** Un perrito al que atender supone un estímulo para salir del aislamiento y ofrece la posibilidad de abrirse al mundo exterior y dar vida a nuestras relaciones e intereses.

** Un perrito siempre está dispuesto a mover el rabo y agasajar a su dueño en cuanto llega, alejando de su mente los pensamientos negativos.

** Un perrito=un antidepresivo natural. Es un compañero de juego que no solo contribuye a ahuyentar el aburrimiento, sino también a que nos abramos y a que interactuemos con los demás, son capaces de provocar carcajadas y con ello acentuar nuestro buen humor. La risa relaja y aumenta las defensas naturales del organismo.

** La comunicación con un cachorro es inmediata, saben escuchar, esperar, perdonar, con un perrito no se establece competitividad, no se genera ansiedad, porque el juego nunca adquiere la dimensión del enfrentamiento. Más que un adversario, el perro es un infatigable y divertido compañero.

** Otro importante mecanismo positivo es de orden físico, los perritos son acérrimos enemigos de la pereza y suponen un excelente estímulo para el ejercicio y el movimiento. Cepillarlo, lanzarle un hueso o una pelota, dar paseos, son actividades físicas saludables y mucho mas divertidas que los rutinarios ejercicios en un gimnasio.

¡Somos diferentes! Criamos y educamos para hacerte feliz 

Básicamente la terapia asistida con animales se empleaba como soporte para las personas con problemas sicológicos o con minusvalías, en la actualidad los espectaculares resultados obtenidos han permitido ampliar su radio de acción al tratamiento de enfermedades tales como la hipertensión, anorexia, infartos, depresiones, obesidad, etc. Ya no es extraño escuchar, el sicólogo me recomendó que tenga un perrito!!!

En el campo infantil, una pequeña mascota peluda, puede tratar con éxito algunos trastornos de comportamiento, especialmente en niños con dificultad para sociabilizarse, con agresividad excesiva, con un rendimiento escolar escaso o con poca confianza en si mismo. Acariciar, exteriorizar el afecto que se siente por un perrito mejora la propia capacidad de interactuar, despierta el deseo de recuperar contacto con los demás y de dialogar con otras personas. Los animales nos hacen compañía y a través de sus necesidades reclaman nuestra atención: cuidar de un perrito es una responsabilidad que exige una dedicación constante. Y sobre todo en el caso de los niños, esta tarea puede ser valiosa para ayudarles a madurar, a crecer. a darse cuenta de los valores que son realmente importantes en la vida y adquirir un sentido del deber.

El cuidado de otro ser contribuye a que se reaccione, se ha constatado que alimentar a un perro, prepararle la comida, respetar sus horarios, estimula el interés por la propia alimentación y así combate la desgana y la inapetencia que se encuentra en el origen de diversos trastornos alimenticios. Tener presente los horarios y las necesidades de nuestro perrito constituye un buen ejercicio de memoria y concentración.

En el tratamiento de la hipertensión, rodearse del afecto de un cachorro produce un efecto relajante y distensivo que ayuda a mantener en su cauce la presión sanguínea. Ya sea por su efecto tranquilizante como porque nos obliga a mantenernos mas en forma, la presencia de un cachorro también es de gran ayuda para las personas que sufren problemas del corazón, hasta el punto de que ha menudo se prescribe para la recuperación de personas que han sufrido un infarto. Es larga la lista de nuestro clientes con esta característica.

El buen humor que transmite su compañía, estimula la producción de endorfinas, sustancia segregada por el organismo, bajo la influencia de emociones, que refuerzan las defensas naturales del organismo y lo protegen de enfermedades.

** La presencia de un perrito acelera la recuperación tras una intervención quirúrgica.

** Hacerse cargo de otro ser y proyectar en él amor y afecto, refuerza la tendencia innata en el hombre de ofrecer ayuda a otro ser viviente, lo hace sentirse útil y se convierte en un motivo más para superar la enfermedad.

** La presencia de un animal transmite la sensación de seguridad, ayuda a que aflore la sonrisa y a que mejore el humor.

** En el campo del autismo se mejora la calidad de vida, no cura la enfermedad, pero nos ayuda a dar un gran paso en el mundo del autista, la proximidad y la relación con el animal es un primer paso muy importante para entrar en contacto con su mundo. Desencadena reacciones positivas, curiosidad, en edades infantiles los estimula a comunicarse, a salir del obstinado mutismo en que viven encerrados.

Es bastante mas amplia la utilización de un cachorro como mascota en el campo terapéutico, esto solo es una breve reseña a modo informativo. Es una breve explicación de porque nuestros cachorros tiene un carácter tan especial, todos son criados y educados con técnicas de servicio, con mucho mimo, pero a su vez con mucha disciplina, para que no solo sean el perro de la casa, los educamos con la ilusión y el enorme deseo de ayudar a toda persona que lo necesite,  ofrecemos un pequeño ser viviente que le traerá un enorme cambio a su vida y que a su vez nos permite seguir desarrollando Nuestra Gran Pasión.

¡ Somos diferentes, nuestros cachorros son diferentes! 

volver a    inicio   cachorros   arriba